¿Es rentable la diversidad?

McKinsey Quarterly publicó hace unos meses un artículo sobre la relación entre diversidad en los equipos directivos y los resultados financieros de las empresas. La base del estudio fueron 180 empresas cotizadas de 4 países (ya nos enseñó Philip Rosenzweig la manía que tienen los estudios cuantitativos de ser muy grandes para parecer que tienen razón).

Podemos hacernos a una idea sobre qué se entiende por diversidad, aunque el artículo no lo explica – tan sólo se hace referencia a “ciertas iniciativas” y “porcentaje de mujeres en la dirección”, pero seguro que hay mucho más.

Las buenas noticias:

  • Sistemáticamente las empresas con mayor diversidad tiene mejor ROE y margen. Bien, perfecto. Parece un buen aliciente para promover la variedad.
  • Los años de estudio (2008-2010) han sido muy turbulentos en estos países. Doble mérito para aquellos que lo hicieron bien.

Algunos flecos muy importantes en mi opinión.

  • Echo en falta un análisis por sectores. Podría ser que sectores de alto rendimiento, como la tecnología, tengan equipos más diversos simplemente porque son más jóvenes. O que sectores que están funcionando bien fueran más atractivos para el talento y por lo tanto más diversos.
  • También me gustaría saber si esa diversidad vive en entornos culturales en los que se puede expresar. He conocido entornos muy tradicionales, nominalmente diversos donde la divergencia de ideas estaba, cuando poco, muy mal vista.

Hago también una reflexión abierta sobre el papel del talento externo (consultores, asesores, interim managers) en la generación de diversidad. Las ideas diversas son especialmente necesarias en momentos de transformación, cambio y reflexión, momentos en los que una visión externa las aportan. Además, esas personas que viven el día a día con mayor distancia a la operación, con menos equipaje histórico, son mucho más independientes para aportar ideas o formas de ejecutarlas en el negocio rompedoras y diversas.

Me parece una buena noticia poder ligar resultados y diversidad. Aunque en el propio artículo se declara, con humildad, que esta relación no tiene porque ser de causa a efecto ni exacta, es cierto que la diversidad ha servido para la supervivencia, no ya de las empresas sino de la vida y de las especies. Tiene todo el sentido que así sea y se considere una buena práctica.

Enlace al artículo aquí.

Share this to:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • Google Buzz
  • Yahoo! Buzz
Publicado en colaboracion, innovacion

Artículos por categoría

@arspermeable en twitter